Rosquillas fritas crujientes

Esta receta de rosquillas la tengo escrita en una libreta desde el año 98,  la cual aún conservo. La hacía cuando vivía en mi pueblo con una amiga, con Ana, se la dio a ella otra amiga Montse y sé que era de una señora de Cartaya. Desde entonces hasta ahora ya han pasadomás de 13 años y hacía muchisimos años que no las preparaba.
Utilizabamos la harina que veis en la foto, es de una marca portuguesa y lleva  levadura incorporada. Como hace unos meses estuve en Portugal la compré cuando la vi ,para hacer estas rosquillas. Las he llamado crujientes ya que al pasarlas por el almíbar y después por el azúcar, se queda una capa crujiente, para diferenciarlas de otras que ya tengo publicadas. Intenté hacer un paso a paso aunque me han faltado fotos, de la preparación de la masa y del almíbar, la falta de costumbre ja,ja.
Es más cuando termine de amasar la masa a mano, pensé que porque no la había amasado en la kitchenaid que para eso la tengo ja,ja, pero ni me acordé, ya que la hice tal como lo recordaba a mano,  aunque las máquinas nos ayudan mucho a la hora de amasar, me gusta mucho amasar a mano.
Recuerdo que en aquella época cuando veía una receta que decía harina la que admita, me ponía enferma, y pensaba que porque no tenía que indicar que cantidad era, novata que era una, porque ahora mismo pienso que es eso,  harina la que admita, ni más ni menos, ya que cada harina es única, y no necesita la misma hidratación. Pero me costó algunos años de probar y experimentar.

Ingredientes:

8 cucharadas de leche
8 cucharadas de azúcar
8 cucharadas de aceite de oliva
2 huevos
1/2 sobre de levadura
Harina la que admita, algo menos de 500 g.

Almibar:

Un vasito de agua
Un vasito de azúcar
1 dedo del vaso de brandy
un dedo del vaso de anís
1 rama de canela

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes del almíbar en un cazo al fuego, una vez empiece a hervir, retirar y reservar.

En un bol amplio poner todos los ingredientes excepto la harina y mezclar con una cuchara de madera, añadir harina poco a poco, mezclar con la cuchara hasta que empiece a espesar, seguir con las manos amasando hasta que la masa no se pegue en las manos, pero ojo tampoco debe quedar seca. si os fijaís en la foto, es una masa brillante.
Dividir la masa en porciones iguales, yo las he hecho de 30 g. he formado una bola, y desde dentro hacia fuera he formado el agujero.

En una cazuela amplia y con fondo, poner aceite de oliva para freír, el aceite no debe estar demasiado caliente, mi vitro va desde el 1 hasta el 9 y la he puesto en el 7, cuando el aceite este caliente, freír todas las rejillas y ponerlas sobre papel de cocina a escurrir.

Pasar de una en una por el almíbar reservado y después por azúcar.

Image and video hosting by TinyPic

Anuncios